Nuevo post —

En vacaciones: Lo bueno de leer y 4 libros para disfrutar este verano.

Sabemos que fomentar el hábito de la lectura en nuestros hijos es beneficioso, pero ¿hasta que extensión es capaz de generar un impacto real en sus vidas? Leer en voz alta a nuestros niños puede hacer diferencias significativas. Acá les contamos de sus múltiples ventajas, y además repasamos títulos imperdibles para disfrutar estas vacaciones que puedes encontrar en Born. 

En la era de la hiperconectividad y de niños, desafortunadamente, tan ensimismados como sus padres con los aparatos tecnológicos, la lectura parece ser la perfecta vía de desarrollo que la imaginación de nuestros hijos necesita. Pero leer junto a ellos puede tener beneficios que van más allá de fomentar el lenguaje. Según un estudio publicado por el pediatra Alan Mendelson, de la Universidad de Nueva York, tener una rutina de lectura con nuestros hijos puede ser beneficioso de maneras que no nos esperaríamos. 

 

Por ejemplo, serviría para prever la agresividad en niños que presenten esa tendencia, lo mismo con la hiperactividad. Otro beneficio de la lectura, según el especialista, está en el desarrollo de la empatía. Mediante la imaginación y la construcción de personajes los niños son capaces de ponerse en el lugar de otros generando vínculos. También les entrega potentes herramientas para la resolución de problemas, ya que usando las experiencias de los personajes pueden entender cómo lograrlo. 

 

Además, están los beneficios a largo plazo como fomentar el amor por los libros y la literatura para que el hábito los acompañe toda la vida.  

 

5 consejos para fomentar los rituales de lectura 

— Leer en voz alta y de manera regular, no solo al irse a acostar.
— Hacer voces para que ellos reconozcan personajes y entonaciones 
— Enfatizar las palabras nuevas para crear vocabulario.
— Fomentar sus preguntas mientras vamos avanzando en la historia y darles la posibilidad crear sus propios cuentos a partir de ella. 
— Dejarlos elegir los libros que se acerquen a sus intereses y potenciarlo. No imponerles libros que los padres creemos ‘deberían’ leer. 

 


                                                                                                                                                                                                      

       

      4 libros

      perfectos para disfrutar

      estas vacaciones:

      1. 

      Atlas Americano, de Nathalie Guerra y Alejandra Vega con ilustraciones de Sol Undurraga. Aprender sin estudiar ¡qué mejor! En este libro los niños, de 9 a 12 años, pueden ir revisando diferentes aspectos de los países americanos con una mirada completa sobre su identidad. Podrán saber más sobre su geografía física y política, historia, actividades cotidianas, de su flora y fauna y de sus personajes más importantes. Recomendación: elegir un país al día y profundizar junto a los niños sobre acontecimientos actuales que se vinculen a ese lugar. 

       

      2.

      Son tantas cosas / So many things, de Maya Hanisch. Con hermosas ilustraciones este libro se encarga de repasar todas esas cosas que podemos encontrar en la casa, en el jardín, en la escuela, en el supermercado, en el campo, en la playa, en la ciudad y en la naturaleza. Lo bueno es que está tanto en inglés como español, lo que permite además de ir adquiriendo vocabulario en su lengua nativa, fomentar el inglés en los niños más chicos. Recomendación: ir repasando durante el día algunas de los objetos que vimos en el libro, tanto en inglés como en español.

       

      3. 

      Mi cuerpo habla, de Patricia Fernández con ilustraciones de Margarita Valdés. Este libro es perfecto para iniciar a nuestros niños en el hábito de la lectura, es muy simple, didáctico pero, también entretenido. Con situaciones simples y cotidianas les habla a los niños de su cuerpo y sus funciones. Recomendación: Con este libro podemos, como padres, practicar las entonaciones en la lectura en voz alta y jugar a que los niños vayan terminando las frases. 

       

      4.

      Empatía: guía para padres e hijos, de Patricia Fernández con ilustraciones de Alejandra Acosta. Este libro es fundamental para abrir el diálogo con nuestros hijos sobre qué significa ser empáticos y cómo pueden desarrollar sus habilidades para ponerse en el lugar de otros. Tiene un formato distinto donde se van construyendo situaciones relacionadas a las emociones y sentimientos. Recomendación: Con diferentes entonaciones y maneras de interpretar, este libro puede ser complemente distinto para niños en diferentes edades. Aunque parezca difícil para niños pequeños, lo importante es ir adaptándolo según su edad. Super recomendado. 

        Ver más del blog